Características Residema

Características del modelo RESIDEMA

El modelo RESIDEMA son complejos residenciales exclusivamente para personas mayores con las siguientes características:

1.- ESPACIOS ARQUITECTÓNICOS DIFERENCIADOS

Los residenciales de mayores RESIDEMA son pequeños complejos o urbanizaciones diseñadas para las personas mayores, tanto autónomas como dependientes, que van a residir allí. Se componen de tres zonas diferenciadas:

1. Las viviendas ecológicas individuales
2. Los espacios comunes
3. Los alojamientos para invitados.

1.- Las viviendas ecológicas individuales

Son viviendas ecológicas tipo chalet en planta baja de 50 m²  útiles, totalmente adaptadas y sin barreras arquitectónicas, distribuidas en: habitación (divisible en dos mediante un tabique móvil), salón – cocina, baño adaptado completo, aseo o trastero, porche y jardín, con servicio permanente de teleasistencia inmediata.

2.- Los espacios comunes

Son espacios comunitarios en los que relacionarse, disfrutar del tiempo libre, charlar, comer o cenar, jugar y realizar cualquier actividad lúdica y cultural en compañía.

Dependiendo de la superficie del complejo residencial, entre los espacios comunitarios pueden figurar: zonas verdes, comedor, cafetería, sala de estar, salas de actividades, sala biblioteca y de ordenadores, sala de gimnasio, espacio de juegos para los nietos, sala de peluquería, piscina terapéutica, cuartos comunitarios para lavadoras, huertos de cultivo, etc.

3.- Alojamientos para invitados

Son pequeños apartamentos para invitados de unos 33 m² útiles, distribuidos en: habitación, baño y salón – cocina, los cuales podrán ser utilizados en estancias temporales por:

– Familiares y amigos que visiten a algún residente y no se puedan alojar en la casa del residente.
– Personas que quieren conocer el complejo residencial y su entorno.

2.- UTILIZACIÓN DEL COMPLEJO

La utilización de los complejos residenciales RESIDEMA se atendrán a las siguientes  normas:

1. Nuestros complejos residenciales RESIDEMA no están contemplados para utilizarse como una segunda residencia. Cuando un interesado decide adquirir una vivienda en uno de nuestros complejos residenciales, es porque tiene claro que va a ser residente de forma permanente, ésta ha de pasar a ser su residencia habitual. Esto no quiere decir que no pueda pasar una temporada en casa de un hijo, o ir de vacaciones, etc. Lo que no se permite es utilizar el espacio como segunda residencia para el verano o los fines de semana, ya que esta modalidad de uso no desarrolla una vecindad estable en el tiempo y es eso lo que precisamente nos interesa potenciar.

2. La persona que adquiere la vivienda RESIDEMA tiene la decisión de vivir sola o compartir la vivienda con otra persona en las condiciones económicas que se establezcan para los dos supuestos.

3. En el caso de parejas, al menos uno de los dos debe tener 60 años para tener derecho a adquirir una vivienda RESIDEMA.

4. Todos los residentes de los complejos residenciales RESIDEMA tienen los mismos derechos y obligaciones, y “todos” se rigen por el mismo criterio ético de igualdad social, por tanto, todos los residentes abonan el mismo importe en la adquisición de los derechos de la vivienda y el mismo importe en las cuotas comunes de mantenimiento y dependencia.

5. Todos los residentes de los complejos residenciales RESIDEMA tienen derecho a utilizar todas las instalaciones y servicios comunes que tenga y ofrezca el complejo residencial, siguiendo las normas establecidas. Los servicios con suplemento y servicios complementarios personalizados son de uso voluntario, los importes de esos servicios son aparte de la cuota general mensual del complejo residencial, se deberán abonar exclusivamente en el momento que se vaya a utilizar dicho servicio.

3.- QUIÉN PUEDE SOLICITAR LA ADQUISICIÓN DE VIVIENDAS RESIDEMA

Deben ser personas físicas que cumplan los siguientes requisitos:

No padecer trastornos de conducta que puedan perturbar gravemente la normal convivencia con los demás residentes.

No padecer enfermedad infectocontagiosa.

El solicitante no puede ser una persona dependiente, tiene que ser capaz de realizar por sí mismo las actividades básicas de la vida diaria en la fecha en que adquiera la vivienda RESIDEMA.

Se entiende por actividades básicas de la vida diaria las tareas más elementales de la persona que le permitan desenvolverse con un mínimo de autonomía e independencia, tales como: el cuidado personal, las actividades domésticas básicas, la movilidad esencial, reconocer personas y objetos, entender y seguir indicaciones o tareas sencillas.

El solicitante tiene que tener una edad mínima de 60 años. Esto se debe a que los solicitantes y futuros residentes de los complejos residenciales RESIDEMA, deben ser personas que han planificado o están planificando con antelación su futuro y creen en este modelo residencial de mayores.

4.- FINANCIACIÓN DE LA DEPENDENCIA

La dependencia puede afectar a cualquier persona sea cual sea su edad, si bien, a medida que cumplimos muchos años se incrementan los problemas de salud y con ello las posibilidades de necesitar algún tipo de ayuda para hacer frente a las necesidades básicas de la vida diaria.

La financiación de la dependencia en los complejos residenciales RESIDEMA, asegura la atención y cuidados de dependencia de todos los residentes que lo necesiten cuando lo necesiten, sin incremento de cuota por estos servicios.

La financiación de dependencia se realiza mediante el pago del suplemento de dependencia, siguiendo el criterio ético de igualdad social para todos los residentes, creado un Fondo Común de Dependencia para financiar los cuidados de calidad de todos los residentes, con atención centrada en la persona, para el momento que lo necesiten. 

  La financiación de dependencia se regula de la siguiente forma:

1. Pago inicial del suplemento de dependencia, al adquirir una vivienda RESIDEMA:

Se considera la edad de 60 años como la edad mínima de referencia que tiene que tener el solicitante para tener derecho a adquirir una vivienda RESIDEMA. Todos los solicitantes deberán abonar el pago inicial del suplemento de dependencia en el momento de adquirir una vivienda RESIDEMA.

La cuantía del pago inicial del suplemento por dependencia dependerá de dos factores:

– Del número de residentes total del complejo residencial RESIDEMA.
– De la edad del solicitante con respecto a la edad de referencia mínima correspondiente a 60 años. Este criterio asegura que todos los residentes financian por igual el concepto de dependencia.

2. Pago mensual del suplemento de dependencia, en las cuotas mensuales de mantenimiento de servicios comunes:

Todos los residentes de los complejos residenciales RESIDEMA, abonan mensualmente un suplemento de dependencia adjunto a la cuota mensual de mantenimiento de servicios comunes.

¿QUÉ ES LA ATENCIÓN  CENTRADA EN LA PERSONA

El cuidado de mayores dependientes, en el modelo tradicional, se identifica con la atención exclusiva de las necesidades físicas (alimentación, higiene, seguridad), ignorando las necesidades psicosociales.

La Atención Centrada en la Persona es un modelo profesionalizado de cuidado de mayores que se aplica en los países del norte de Europa (Suecia, Dinamarca, Noruega, Holanda). Es un modelo que pretende proporcionar unos cuidados más completos, es decir, facilitar apoyos en busca de la mejor calidad de vida posible, a cada persona. Esta atención no es espontánea sino profesionalizada basada en el respeto y la dignidad que cada persona merece: trato  amable, respeto a los hábitos, costumbres y valores, autonomía sobre las cosas y la vida, des infantilización y consideración de los dependientes como adultos. 

La Atención Centrada en la Persona significa:

●     Promover la autonomía, la toma de decisiones y el control de vida diaria de la persona residente.
●     Ofrecer protección y seguridad.
●     Prestar cuidados sanitarios y personales.
●     Fomentar y valorar la independencia.
●     Ofrecer un trato respetuoso a la identidad personal, creencias e intimidad.
●     Generar oportunidades de relación e integración social.
●     Estimular  la realización personal.
●     Ofrecer actividades gratificantes.
●     Ofrecer estímulo y ambiente agradable. 

Los cuidadores, son profesionales formados en este modelo, no imponen ni mandan, sino que  escuchan, apoyan y acompañan. Las decisiones las toman las personas. Las actividades de la vida cotidiana se convierten en terapéuticas.

5.- RÉGIMEN DE TITULARIDAD

Grupo D3I – RESI·DE·MA es la propietaria del complejo residencial. Los residentes no adquieren la propiedad de la vivienda RESIDEMA mediante el pago obligatorio del importe de titularidad de la vivienda, sino el derecho de uso y disfrute a perpetuidad de la vivienda, instalaciones y servicios comunes, derecho que se transmite a los herederos legales. Este tipo y modalidad de titularidad tiene las ventajas siguientes:

●     Ofrece al residente todos los servicios que necesita.
●     Requiere menor inversión económica que adquirir una vivienda en propiedad.
●     El residente no tiene que ocuparse de tareas ni obligaciones, como el pago de impuestos, contratación de seguros, mantenimiento, limpieza, reparaciones, etc.
●     La inversión realizada por el residente para adquirir la titularidad de los derechos de una vivienda RESIDEMA es totalmente recuperable en todo momento, tal como se indica en el apartado de transmisión de derechos de titularidad.

6.- TRANSMISIÓN DE DERECHOS DE TITULARIDAD DE VIVIENDAS RESIDEMA

La inversión realizada en la adquisición de los derechos de titularidad de una vivienda RESIDEMA son totalmente recuperables. Hay dos formas de solicitar la transmisión de derechos de titularidad de una vivienda RESIDEMA y recuperar la inversión realizada en este concepto:

1. El residente podrá solicitar la baja voluntaria, o salida voluntaria del complejo residencial RESIDEMA en cualquier momento, siguiendo el protocolo establecido para la solicitud y transmisión de derechos según la normativa de Grupo D3I – RESI·DE·MA. Esta transmisión queda condicionada a la incorporación de un nuevo residente que adquiera los derechos de la vivienda RESIDEMA en las mismas condiciones que las adquirió el residente que ha solicitado la baja.

El modelo RESIDEMA no es especulativo con las viviendas de nuestros complejos residenciales. Todos los residentes de un mismo complejo residencial RESIDEMA adquieren las viviendas al mismo importe, y todos abonan las mismas cuotas de mantenimiento y servicios comunes, seguimos el criterio ético de igualdad social para todos los residentes.

2. Por fallecimiento del residente, el protocolo de transmisión de derechos se activa automáticamente y se realiza igualmente según la normativa de Grupo D3I – RESI·DE·MA, quedando condicionada a la incorporación de un nuevo residente que adquiera los derechos de la vivienda RESIDEMA en las mismas condiciones que las adquirió el residente que ha fallecido.

7.- CONSTRUCCIÓN Y GESTIÓN DE LOS COMPLEJOS RESIDENCIALES RESIDEMA

La construcción de los complejos residenciales RESIDEMA es gestionada de forma integral Grupo D3I – CasasEcoMI

Los Complejos Residenciales RESIDEMA y sus servicios, son gestionados de forma integral por Grupo D3I – RESIDEMA

8.- SERVICIOS QUE SE GESTIONAN EN LOS COMPLEJOS RESIDENCIALES RESIDEMA

SERVICIOS que pueden disponer los complejos residenciales RESIDEMA:

●     Servicios de restauración
●     Servicio de cafetería.
●     Servicio de lavandería y planchado.
●     Servicio de limpieza
●     Servicio de lencería
●     Seguridad individual y teleasistencia 24 horas en la vivienda
●     Servicio de peluquería y podología.
●     Servicios de atención sanitaria básica
●     Servicios médicos
●     Servicios de enfermería
●     Servicios de fisioterapia y rehabilitación
●     Servicios de psicología
●     Servicios de terapia ocupacional
●     Gimnasio completo. Monitor
●     Biblioteca, sala de prensa, internet…
●     Servicio de animación
●     Visitas reguladas.
●     Recepción
●     Servicio de seguridad. Vigilante
●     Servicio de mantenimiento

Descripción básica del tipo de atención:

Atención sanitaria, cuidados básicos: Higiene, aseo, baño, cuidados estético e imagen, movilizaciones, desplazamientos, etc.

Atención médica: Atención, seguimiento y vigilancia médica.

Atención enfermería: Preparación y administración de medicamentos, curas, sondajes y otros.

Rehabilitación: Actividades de rehabilitación de mantenimiento, prevención y movilización o tratamientos individuales

Asistencia farmacéutica: Adoptar las medidas oportunas para garantizar una utilización correcta de los medicamentos en los centros

Atención psicológica: Dirigida a preservar y mantener la función cognitiva de los residentes y el tratamiento de alteraciones psicológicas

Terapia ocupacional: Prevenir el deterioro y mantener las aptitudes de los residentes



¿Te interesa RESIDEMA?
CONTACTA CON NOSOTROS
Escribe aquí tus comentarios:
* Campos obligatorios